Factores de riesgo en la vida moderna

 

Durante la evolución de las especies, y en especial la nuestra, el rol de los genes “ahorradores” fueron fundamentales para la supervivencia del hombre. Estos genes conducen al ahorro energético, maximizar el aprovechamiento de la energía incorporada, acumulación efectiva en forma de grasa, etc. Así mismo, mecanismos fisiológicos de ahorro de agua en medios “secos” posibilitaron la supervivencia del más apto.

Esto estuvo en juego durante toda la evolución de la vida en la tierra, cerca de 3500 millones de años. Sin embargo, el ser humano tiene solamente 6000 años de civilización, tiempo insignificante para adaptarse genéticamente a otro ambiente.

Es por tal razón, que los mismos genes ahorradores que nos ayudaron a la evolución sean los responsables de las enfermedades más prevalentes en nuestro medio.

A esto hay que sumar la “reciente” revolución industrial y era post revolución industrial (reciente en el contexto evolutivo) que lleva a la aparición y exacerbación de enfermedades de la edad moderna como ser la hipertensión arterial, diabetes, obesidad, dislipemia, etc.

Durante esta línea temporal, cambiamos las costumbres de caza y pesca, correr para atrapar a la presa por estar 8 horas diarias sentados, trabajando, incorporando calorías sin esfuerzo.

Es por tal razón que en todos los consensos internacionales, los factores de riesgo cardiovasculares modificables son la hipersensión arterial, obesidad, diabetes, dislipemia, sedentarismo y tabaquismo.

La verdadera medida de prevención primaria es el cambio a un modo de vida saludable, no solo en el ámbito personal, sino también profesional.

Para ello se necesita una comprensión completa de cada individuo sobre su estado actual, sobre los registros de presión arterial, sobre su estilo de vida y trabajo saludable.

Dr. Casas Marcelo
Cardiólogo +VIDA
MN 100.492